Ausencia de objetivos

Ausencia de objetivos

«La Tercera Puerta de la Liberación es la ausencia de objetivos. No hay nada que hacer, nada que realizar, ningún programa, ninguna agenda. Tu propósito es ser tú mismo. 
No tienes que perseguir nada para poder ser otra persona. Tú eres ya maravilloso tal como eres. Esta enseñanza de Buda nos permite disfrutar de nosotros mismos, del cielo azul y de todo cuanto hay de renovador y curativo en el momento presente. Sé simplemente. Estar en el momento presente en este lugar es la práctica más profunda de meditación. 
La mayoría de las personas no pueden creer que andar simplemente sin tener un objetivo en la mente sea suficiente. Creen que luchar y competir es normal y necesario. Intenta practicar no perseguir ningún objetivo sólo durante cinco minutos y verás que feliz te sientes durante ese tiempo.
El Sutra del Corazón dice: “No hay nada que alcanzar”. La gente habla de entrar en el nirvana, pero ya estamos allí. La ausencia de objetivo y el nirvana son una sola cosa.
Si creemos tener 24 horas para alcanzar un propósito, el hoy se convertirá en un medio para obtener un fin. El momento de cortar la leña y acarrear el agua es un momento de felicidad. Para ser felices no necesitamos esperar terminar estas tareas.
En todo el mundo existe un terrible sufrimiento. Preocupándonos por esto no conseguimos nada. En realidad tu ansiedad solo empeorará las cosas. Si practicamos el respirar, andar, sentarnos y trabajar conscientemente, estamos intentando ayudar lo mejor que sabemos y podemos tener paz en el corazón. Aunque las cosas no sean como nos gustaría que fuesen, podemos seguir estando satisfechos, porque sabemos que hemos intentado actuar lo mejor que hemos podido y seguiremos haciéndolo.
Si no sabemos cómo respirar, sonreír y vivir cada momento de nuestra vida profundamente, nunca seremos capaces de ayudar a nadie. Soy feliz en el momento presente, no pido nada más. No espero una felicidad adicional o unas condiciones que me proporcionen más felicidad. Si no somos felices no podemos ser un refugio para los demás. Sólo necesitamos ser felices en el momento presente, y seremos de ayuda a las personas que amamos y a toda la sociedad.
Si alguien nos pregunta durante cuánto tiempo debe practicar para ser feliz, podemos contestarle que puede ser feliz ¡ahora mismo! La práctica de la ausencia de objetivos, es la práctica de la libertad.»
Fuente: El corazón de las enseñanzas de Buda – Thich Nhat Hanh.